652 14 52 25 - 627 55 28 51 ecuanimen@ecuanimen.es

Laura Morán

Mi nombre es Laura Morán, soy Psicóloga Sanitaria. Estoy colegiada en el Colegio Oficial de la Psicología de Las Palmas, con número de colegiada P-1520 y soy co-directora de ecuånimen.

Mi trayectoria comienza desde el instituto, cuando tenía 17 años, donde tuve la suerte de elegir en el primer año filosofía como asignatura optativa y en el segundo año psicología, allí fue donde se despertó en mí un interés profundo por conocer cómo funciona la mente humana.

Ese interés por investigar sobre el funcionamiento de la mente, las emociones y su relación con todo nuestro ser fue lo que me llevó a estudiar la Licencitura en Psicología por la UNED, eligiendo la rama de psicología clínica y de la salud. Fue un viaje fantástico que me aportó una base teórica indiscutible.

Tras finalizar mis estudios universitarios decidí completar mi formación con el Máster en Psicología Clínica y de la Salud en Madrid. Este máster fue un gran aporte práctico al sólido cimiento de teoría que había adquirido en la universidad. En él estudié, practiqué tratamientos y analicé los trastornos más comunes que se suelen ver en consulta privada y también algunos menos frecuentes. Fue un gran salto cualitativo en mi carrera profesional.

Tras finalizar la formación en Psicología Clínica y de la Salud, creí necesario realizar una formación específica para trabajar los mismos conceptos en población infantojuvenil, ya que la manera de manifestar una misma dificultad, varía mucho dependiendo, entre otros factores, de la edad, y por tanto, la manera de abordarlas también varía ligeramente y por ello realicé el Máster en Psicología Clínica Infantojuvenil.

Siempre he ido combinando mi formación teórica con la experiencia práctica, de forma paralela y equilibrada. Tras acabar la universidad trabajé muchos años con el único objetivo de aprender de las y los mejores profesionales, eso me aportó mucha seguridad para desenvolverme después en el trabajo con aquellas personas que confiaron en mí para acompañarles en su proceso. A lo largo de mi trayectoria, he tenido la suerte de trabajar con población infantil, población juvenil con dificultades muy variadas, mucha de ella en riesgo o desamparo, personas adultas con un amplio abanico de características, personas mayores en contexto residencial y fuera de él, en servicios especializados de violencia, etc.

Mientras iba adquiriendo toda la experiencia profesional que he comentado, decidí también estudiar el Máster de Psicomotricidad porque empecé a observar y comprobar que el cuerpo comunica mucho sobre el estado de la mente. Trabajar con las personas incluyendo, junto con trabajo de otro tipo y en el lugar que se merece, el cuerpo, trae muy buenos resultados al trabajo terapéutico, especialmente si este se realiza con niñas y niños, quienes muchas veces no saben comunicar desde el plano cognitivo qué les pasa ni cómo se sienten, pero su cuerpo si lo comunica si se sabe observarlo. Por este mismo motivo, para hacerme con un número mayor de herramientas para abordar el trabajo terapéutico desde el cuerpo me formé como Profesora de Yoga Infantil Certificada por la Yoga Alliance.

A partir de ahí siempre he estado actualizando mis conocimientos con formaciones de diferente duración y temática, unas de corte teórico y otras más de tipo experiencial, pero todas con el objetivo de mejorar como persona y como profesional, de ser tan humana como eficiente.

 

“Durante los primeros años de mi carrera profesional solía preguntarme: ¿Cómo puedo tratar, curar o cambiar a esta persona?, en tanto que ahora mi pregunta sería: ¿Cómo puedo crear una relación que esta persona pueda utilizar para su propio desarrollo? (Carl R. Rogers)

 

En los últimos años he indagado mucho sobre trauma y experiencias difíciles, estudiando diferentes formas de abordarlo. Me he formado en el uso y manejo de técnicas como la caja de arena y he realizado el Nivel I en la Técnica EMDR (Eye Movement Desensibilization and Reprocessing).

Recientemente he ido incorporando los conocimientos que voy adquiriendo sobre Terapias de Tercera Generación, como por ejemplo mi formación en el Programa MBCT (Programa Mindfulness basado en la Terapia Cognitiva) o el Programa MSC (Mindful Self-Compassion), a todo mi trabajo, ya que considero que a día de hoy son la clave para entender y avanzar en muchas situaciones que presentan las personas.

Entiendo que la psicología, para ser efectiva, ha de ser cada vez más cercana, más humana. El marco cognitivo-conductual que me aportó el ámbito universitario y otras formaciones posteriores aportan una fundamentación sólida a mi trabajo, no obstante, me defino como una profesional ecléctica, que trata de reunir, procurando conciliarlas, teorías, conceptos y métodos de distintas orientaciones, sin oponerme a ninguna de las posiciones posibles ante una misma cuestión, ya que mi experiencia profesional me ha demostrado que, trabajando con personas, ante todo, debemos ser personas.

 

“No se trata de sacar el sentimiento de la mente, ni de esconderlo en ella, sino de experimentarlo con aceptación” (Carl R. Rogers)

 

Es ahora, en ecuånimen donde toda mi trayectoria personal y profesional toma la forma que siempre he deseado. Es un proyecto hecho con mucho amor y dedicación y donde las personas que allí llegan para confiarnos el acompañamiento en su proceso personal, son lo primero.